S?bado, 26 de abril de 2008
El primer tratado internacional de salud pública, el Convenio Marco para el Control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud, establece que los lugares públicos cerrados, los lugares de trabajo y el transporte público deben ser ambientes 100% libres de humo de tabaco.

No existe un nivel seguro de exposición al humo del tabaco, ni tampoco sirven los más modernos sistemas de ventilación. Tampoco son efectivas las medidas voluntarias promovidas por la industria tabacalera que fijan áreas para fumadores que no protegen la salud de los no fumadores ni tampoco a los trabajadores expuestos a la contaminación ambiental con humo de tabaco.

En los años 90, la industria tabacalera desarrolló en América latina el Programa "Convivencia en Armonía" que es una de las estrategias para oponerse a la implementación de políticas de ambientes 100% libres de humo. El proyecto de ley aprobado en el Senado en la provincia de Buenos Aires es muy similar a lo que promueve la industria tabacalera y no protegerá efectivamente la salud de los ciudadanos bonaerenses.

Es también muy parecido a la ley de la Ciudad de Buenos Aires. En cambio, las provincias de Santa Fe, Tucumán y Neuquén aprobaron leyes 100% libres de humo de tabaco, siguiendo las directrices de la OMS, y la gente las cumple.

Está comprobado que la implementación de políticas 100% libres de humo reducen el consumo del tabaco y disminuyen sus ventas: la reducción puede llegar hasta un 30%.

Es mucho lo que puede perder la industria en términos económicos. Pero la sociedad argentina pierde mucho más: al menos 6.000 personas mueren por año...


Tags: fumar mata

Publicado por JosBIO @ 12:20  | Espacio Sin Humos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios